IIIc.- Los campesinos se organizan a lo largo del país.

La década de 1920 y principios de los años 30, varios lugares del país vivieron un repunte en movimientos agraristas regionales.

Destaca en Yucatán la labor del Partido Socialista del Sureste, bajo el liderazgo de Felipe Carrillo Puerto cuya base fueron las ligas de resistencia principalmente las del medio rural. Carrillo Puerto fue fusilado el 3 de enero de 1924 por las fuerzas ligadas a la rebelión Delahuertista en Yucatán.


En Michoacán sobresale la labor de Primo Tapia. Organizaciones como la Liga de Comunidades Agrarias y sindicatos campesinos de Michoacán primero, y de la Confederación Revolucionaria Michoacana del Trabajo después, impulsaron el reparto de la tierra. Primo Tapia fue asesinado el 27 de abril de 1926.

En Veracruz tuvo lugar uno de los movimientos campesinos agraristas mas importantes que llevó a la fundación de la Liga Nacional Campesina en 1926.

Su principal dirigente fue Ursulo Galván y tuvo un gran auge bajo la gubernatura de Adalberto Tejada. Un destacado dirigente de Veracruz que surgió a nivel nacional en los años 30 fue Graciano Sánchez.

En todos estos procesos participaron tanto los partidos progresistas locales con distintos nombres, como gobernadores identificados con el agrarismo como Lázaro Cárdenas en Michoacán, además de integrantes del Partido Comunista a nivel nacional.

En ocasiones, eran apoyados o tolerados por los gobiernos nacionales, otras veces eran atacados desde allí.

Sin embargo, el Agrarismo creció y se consolidó en las regiones.

Es importante mencionar que el proceso Veracruzano y el Tamaulipeco registran una especial relación social y política.