IIIf.- El Ebanito, lucha pionera en el norte de Tamaulipas.

El proceso, sin embargo, fue complicado. Alrededor de la Cooperativa Guillermo Zúñiga en el centro del Estado, en el norte de Tamaulipas, el Ebanito se convirtió en un símbolo ya que fue el punto donde se concentraron los conflictos que la demanda de la tierra generó; solicitada la tierra al gobierno del Estado el 28 de julio de 1926, no pudo ser dotado, porque carecía de la personalidad jurídica que exigía la legislación vigente.

El gobierno del Estado tuvo que convertirlos en Centro de Población Agrícola y gestionar la adquisición y sesión de tierras de propietarios vecinos. No fue sino hasta el 13 de marzo de 1938 que el gobernador del Estado Marte R. Gómez, reconoce la capacidad de disfrutar tierras como ejido, resolución que fue afianzada por el dictamen presidencial publicado el 30 de septiembre de 1939.

Primera solicitud de tierras y la posible afectación de interés privado, además de la consecuencia de extender la demanda y el conflicto a otros poblados campesinos de la región motivaron respuestas violentas.

La finca que seria afectada de haber prosperado la demanda era la hacienda de Las Rucias. Hasta esa fecha, ninguna de las fincas había sido tocada.

Dirigieron esta lucha José Delgado, Prisciliano Delgado y Feliciano Herrera. Estos últimos dos, además, encabezaron la organización regional mas allá de su propio poblado.