IVf.- El reparto llega a todo Tamaulipas

Los cambios en la legislación agraria fueron fundamentales para que la mayoría de los núcleos de población rural del norte de Tamaulipas fueran sujetos de derechos agrarios.

Desde 1934 se vivió un nuevo ascenso en la organización y lucha por la tierra logrando la mayoría de las votaciones en esta zona; pese al respaldo del gobierno a las demandas campesinas el proceso se tornó difícil; los conflictos con los propietarios siguieron generando episodios de violencia y represión, como el asesinato del Lic. Marcelino Padrón.


Pero la organización ganaba fuerza.

El 16 de septiembre de 1935 ejidos y grupos de peticionarios hicieron una gran demostración: amanecieron enarbolados en banderas rojinegras como símbolo de unidad y lucha.

La consolidación de la organización campesina vendría después: elementos de trabajo y crédito tendrían que reforzar al pujante sector ejidal.